Comparte este artículo:

Noticias

 

Francia dice adiós al refill

27 de enero de 2017

Aplica a todas las bebidas de refill que contienen "azúcares añadidos o edulcorantes artificiales."

Todos los restaurantes, hoteles y servicios de comida, ya no ofrecerán a sus clientes llenar su vaso de refresco a voluntad. Estas fuentes de soda están prohibidas desde el viernes 27 de enero.
Por decreto, los ministerios de salud y agricultura, han prohibido la entrega de bebidas que contienen azúcares o edulcorantes añadidos, gratuita o por un precio fijo, en lugares para comer, establecimientos y escuelas.
La lista de bebidas en cuestión incluye:refrescos y bebidas no carbonatadas con sabor, concentrado como jarabes de frutas, bebidas a base de agua, leche, cereales, verduras o frutas; también para bebidas deportivas y energéticas, néctares de frutas, néctares de hortalizas y productos similares, que contengan azúcares añadidos o edulcorantes artificiales. Esta medida aplica atodos los establecimientos de comida abiertos al público, incluyendo restaurantes, empresas, hoteles y centros turísticos.
Esta prohibición fue planificada más de un año. Se incluyó en la ley de salud adoptado el 26 de enero de 2016 para restringir el consumo de bebidas alcohólicas entre los jóvenes y contribuir a la lucha contra la obesidad; cuatro años después de la introducción de un impuesto sobre las bebidas azucaradas .
Francia tiene uno de los índices de obesidad y sobrepeso más bajos entre las naciones desarrolladas, pero las estadísticas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con sede en París, muestran que la cifra va en aumento.

Más información